¿Cómo puedo limpiar mi mochila/bolsa?

Para evitar que se acumule suciedad en el tejido, deberías limpiar de vez en cuando la lona con un paño húmedo. El cuero podrás limpiarlo de vez en cuando con un cepillo suave o una toalla suave y ligeramente humedecida. No utilices agua caliente para limpiar, pues puede afectar a la capa de cera de la lona. Importante: La mochila/bolsa no es apta para lavadora.

¿Qué hago si se moja mi mochila/bolsa?

Limpia las gotas de lluvia con un paño húmedo y guarda tu mochila/bolsa en una habitación cálida. No pongas nunca tu Fitz & Huxley a secar sobre la calefacción, pues el cuero podría agrietarse.

¿Cómo puedo quitar las arrugas?

Si se han formado pliegues o marcas de presión en la lona, puede simplemente plancharlos. Importante: coloque un papel o tela entre la plancha y la mochila para proteger la lona encerada. Ponga su la plancha a temperatura media y humedezca la lona antes de plancharla.

¿Puedo dejar mi mochila/bolsa al sol?

Es importante no exponer la mochila/bolsa a fuentes de luz y calor extremas como la luz solar directa, pues puede alterar el color de tu mochila/bolsa.

¡Prolonga la vida útil de tu mochila/bolsa!

Para el cuidado de tu mochila puedes usar lociones para cuero natural de poros abiertos. Sin embargo, debes usarla cuando la piel haya perdido nutritientes tras un uso prolongado y, de ese modo, color.

¿Tienes problemas con la hebilla o el cordón de tu mochila?
Sustitúyelo fácilmente para que puedas seguir utilizando tu Fitz & Huxley.